Cómo CONTROLAR Una ERECCIÓN – Técnicas Y Ejercicios.

Una erección es una respuesta fisiológica natural que ocurre cuando el cuerpo está sexualmente estimulado. Sin embargo, en algunas ocasiones, una erección puede ocurrir cuando no estás sexualmente excitado. Esto puede ser incómodo o embarazoso, especialmente si estás en público.

Afortunadamente, hay varias técnicas y ejercicios que puedes usar para controlar una erección. Algunos de estos métodos incluyen:

• Distraerte: Cuando sientas que se está produciendo una erección, trata de distraerte pensando en otra cosa. Puedes pensar en algo completamente diferente, leer un libro o ver un programa de televisión.

• Hacer ejercicio: La actividad física puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, lo que puede evitar que se produzca una erección.

• Usar ropa ajustada: Usar ropa ajustada puede ayudar a controlar una erección, ya que impide que el pene se ponga completamente erecto.

• Tener una conversación: Si estás en medio de una conversación con alguien, trata de concentrarte en la conversación en lugar de en tu erección. Esto puede ayudar a distraerte y evitar que se produzca una erección.

• Mantener una actitud positiva: Es importante mantener una actitud positiva si se produce una erección inesperada. Recuerda que es completamente normal y que no tiene por qué ser algo negativo o embarazoso.

    KEGEL para mejorar tu ERECCIÓN y tu EYACULACIÓN 💪 Cómo hacer los ejercicios de suelo pélvico hombres

    La solución maestra a la disfunción eréctil

    ¿Qué es una erección?

    Erección se produce cuando los cuerpos cavernosos del pene se llenan de sangre. Los cuerpos cavernosos son dos cámaras en el pene que se llenan de sangre durante la excitación sexual. La sangre fluye hacia el pene a través de dos arterias, y la presión en las cámaras hace que el pene se eleve y se mantenga rígido. Durante el orgasmo, o cuando el estímulo sexual cesa, el flujo de sangre hacia los cuerpos cavernosos disminuye y el pene se relaja.

    ¿Qué causas una erección?

    Un evento que causa una erección es el estímulo del pene, que puede ser tanto físico como mental. El estímulo hace que se libere una sustancia llamada óxido nítrico en los tejidos del pene. El óxido nítrico relaja los músculos lisos del pene, lo cual permite que más sangre fluya hacia el pene. La sangre llena los espacios cavernosos del pene, lo que hace que se eleve y se endurezca.

    ¿Cómo se controla una erección?

    Existen diversas formas de controlar una erección. El primer paso es determinar la causa de la erección. Si la erección es causada por un estímulo sexual, entonces se puede controlar utilizando inhibidores de la fosfodiesterasa (FDA), como sildenafil (Viagra), tadalafil (Cialis) o vardenafil (Levitra). Estos medicamentos blocan la enzima fosfodiesterasa, que es responsable de la degradación del óxido nítrico. El óxido nítrico es un neurotransmisor que se produce en el cuerpo durante el estímulo sexual y es necesario para la erección. Al bloquear la degradación del óxido nítrico, los inhibidores de la fosfodiesterasa permiten que el óxido nítrico permanezca en el cuerpo durante más tiempo, lo que a su vez permite una erección más prolongada.

    Si la erección es causada por una enfermedad, afección o lesión, entonces se pueden utilizar otros tratamientos, como terapia con testosterona, cirugía, bombas de vacío o dispositivos implantados.

    ¿Qué ejercicios pueden ayudar a controlar una erección?

    Los ejercicios de Kegel pueden ayudar a controlar una erección. Estos ejercicios se centran en los músculos del suelo pélvico, que se encuentran alrededor de la base del pene. Los ejercicios de Kegel se pueden realizar en cualquier momento y en cualquier lugar, y no requieren equipamiento especial.

    ¿Cuáles son las consecuencias de no controlar una erección?

    Las consecuencias de no controlar una erección pueden ser muy graves. Si la erección persiste, puede causar daño a los tejidos del pene, lo que puede llevar a la impotencia. También puede provocar dolores intensos y, en raras ocasiones, sangrado.

    Conclusión

    Desde una perspectiva general, las erecciones son el resultado de una interacción compleja entre los estímulos sexuales y los neurotransmisores del cuerpo. Aunque las erecciones involuntarias son comunes durante la pubertad y la adolescencia, la capacidad de controlar las erecciones es esencial para el éxito sexual en la vida adulta. Tanto la ansiedad como la disfunción eréctil pueden afectar negativamente la capacidad de controlar las erecciones. Afortunadamente, existen varias técnicas y ejercicios que pueden ayudar a mejorar el control sobre las erecciones.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *