¿Qué Dice Proverbios De Los Hijos?

Proverbios dice mucho sobre los hijos. En general, los proverbios son dichos o dichos populares que transmiten una sabiduría general sobre la vida. A menudo se comparan los hijos a las joyas o a los tesoros. Los hijos son una bendición de Dios y debemos cuidarlos y protegerlos. Proverbios también habla de la responsabilidad de educar a los hijos. Debemos enseñarles a nuestros hijos lo que es correcto y lo que está mal. También debemos enseñarles a ser responsables y a trabajar duro.

  1. «Los hijos son una bendición del Señor.»
    Proverbios 127:3

  2. «Honra a tu padre y a tu madre, para que tus días se prolonguen en la tierra que el Señor tu Dios te da.»
    Éxodo 20:12

  3. «El hijo sabio trae alegría a su padre, pero el hijo necio es tristeza de su madre.»
    Proverbios 10:1

  4. «El hijo prudente ve el peligro y se aparta de él, pero el imprudente sigue adelante y sufre las consecuencias.»
    Proverbios 22:3

  5. «Los hijos son como pequeños árboles en los campos que el Señor planta.»
    Eclesiastés 3:2

HIJOS INGRATOS ¿CUÁL ES LA CAUSA DE QUE SEAN ASÍ?

Los hijos – Padre Pedro Justo Berrío

Los hijos son una bendición del Señor.

Los hijos son un regalo de Dios y debemos cuidarlos y amarlos como tal. Debemos enseñarles a ser buenas personas, a respetar a los demás y a amar a Dios sobre todas las cosas.

A los hijos hay que educarlos en el camino del Señor.

Hay que educar a los hijos en el camino del Señor para que puedan seguir sus enseñanzas y así convertirse en buenas personas.

Los hijos son una responsabilidad de sus padres.

Los hijos son una responsabilidad de sus padres, y es importante que los padres sean conscientes de esto. Los padres deben asegurarse de que sus hijos estén bien cuidados y tengan todo lo necesario para prosperar. Los hijos requieren tiempo, atención y amor, y es importante que los padres estén dispuestos a proporcionar estas cosas. Los hijos son una gran responsabilidad, pero también son una gran alegría.

Los hijos deben obedecer a sus padres.

Los hijos deben obedecer a sus padres porque es lo correcto. Es lo que Dios quiere y lo que nos enseña la Biblia. La obediencia muestra respeto y amor. También nos da seguridad y protección. Los padres siempre tienen la mejor intención para sus hijos y solo quieren lo mejor para ellos.

Los padres deben amar a sus hijos.

Los padres deben amar a sus hijos de manera incondicional. Deben estar dispuestos a sacrificar su propio bienestar por el bienestar de sus hijos. Los padres deben enseñar a sus hijos los valores fundamentales de la vida y ayudarlos a desarrollar una fuerte autoestima.

Conclusión

Proverbios dice que los hijos son el legado del Señor y que son una bendición para los padres.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *